Educación Física Y Ciencia, 19(2), E035

Educación Física Y Ciencia, 19(2), E035

Sabemos que hubo tempranas representaciones, proclamas, anuncios, referencias y publicaciones. Una de las publicaciones pioneras en deporte y comunicación es el artículo «El deporte en la prensa de Guadalajara. Una exploración sospechosa» de Juan Carlos Ramírez publicado en 1986, texto en el que se exponen los primeros resultados de un estudio que rastrea el sentido social del deporte que produce la prensa en Guadalajara. Ya en los años noventa un hito importante fue la obra multidisciplinar en forma de reading de Barreau y Morne (1991) Epistemología y Antropología del Deporte. Otro hito lo encontramos en 1968 con la obra de Michel Bouet, Signification du Sport, uno de los primeros en concebir el deporte como una forma autónoma e intrínseca de cultura. Otra referencia fundamental en la antropología del deporte fue Play, Games and Sports in Cultural Contexts, un reading de Janet C. Harris y Roberta J. Park (1983) cuya «Introduction to the sociological study of play, games, and sports» es el antecedente más importante de Blanchard y Cheska (1985/1986), porque abordan problemas clásicos como la evolución de los estudios socioculturales del deporte, las definiciones y diferencias de sentido de play, games y sports, distintas estrategias de investigación antropológica, diferentes alternativas temáticas, etc.

La Antropología del Deporte de Blanchard y Cheska (1985/1986) es un esfuerzo por interpretar las diferencias interculturales que se ponen de manifiesto en el ámbito del deporte, que presenta formas y significados distintos según las sociedades. Por eso, un deporte como el béisbol cobra unas formas y significados diferentes si se nos remite a Estados Unidos, a Japón o a México. Respecto del futbol, la obra colectiva encabezada por el antropólogo brasileño Roberto Da Matta (1982) Universo do Futebol: Esporte e Sociedade Brasileira fue de las primeras en vislumbrar la importancia de las formas socioculturales tributarias del balompié y su influencia en toda una nación. Precisamente, Thomas, Haumont y Levet (1988) conciben la obra de Bouet como clave porque aborda el deporte a partir de dos vertientes: como práctica deportiva y como actividad que cumple funciones. La relación entre los MCM -en su sentido primigenio- y el deporte en general o el futbol en particular tiene más de 200 años; no vamos a retroceder miles de años para hablar de las manifestaciones de arte rupestre que recrean escenas de juegos o a la presencia de juegos competitivos en la obra homérica. En J. Marín (Coord.), Comunicación y deporte. En este artículo hacemos una revisión de la literatura más significativa, construimos una problematización del futbol mediatizado y proponemos algunos elementos para construir la agenda futura en los estudios de comunicación.

A este respecto, Gerhard Vinnai (1974), desde su óptica de sociólogo marxista, hizo en su día varios señalamientos acertados y vigentes sobre los problemas económicos que amenazaban al futbol, y el tiempo le ha dado la razón. En principio, el registro de la producción campal en términos estructurales con relación al lugar coincide con lo señalado por Rivera y Martínez (2001), y en general con las revisiones generales que atañen a otras líneas de investigación, dado que el Distrito Federal destaca como ciudad/ referente del quehacer de la investigación en comunicación en el país. Posteriormente, México fue el país organizador de los mundiales de 1970, donde se encumbra la primera figura futbolística global, O Rey Pelé, en un campeonato que dejó imágenes televisivas espectaculares, ya clásicas, como algunas jugadas de Pelé o el brazo en cabestrillo de Franz Beckenbauer, y también del Mundial de 1986 donde se encumbró el no menos mediático y global Diego Armando Maradona, quien dejó goles que forman parte de la videoteca de cualquier aficionado como los marcados por el astro argentino frente a Inglaterra.

Y detrás de ídolos como Pelé o Maradona, en aquellos mundiales están las no menos poderosas imágenes televisivas en color de sus goles y de ambos alzando la Copa del Mundo en el Estadio Azteca. Concluyo que los partidos políticos y otros asociados con el movimiento hacia la independencia se han aprovechado de las corridas y el fútbol para destacar diferencias culturales con España. Discute el concepto de la nación, la importancia de las corridas y el fútbol en culturas ibéricas, segunda equipacion barcelona partidos políticos catalanes y su rol en el voto a favor de la prohibición de las corridas en Cataluña y la evolución de la conciencia política cada vez más evidente de FC Barcelona. Por comenzar arbitrariamente con un ejemplo británico, el historiador Carl Diem (1966) recordó: «Por una proclama del alcalde de Londres, Nicholas Farndon, se prohibía en 1314 el juego del futbol en las plazas de Londres. La prohibición se repitió en 1365 y otra vez más al cabo de siete años» (T. Durante ese periodo el futbol mexicano fue ganando un papel cada vez más importante tanto en la sociedad como en la prensa del centro-sur del país; en la franja que va desde Guadalajara a la Ciudad de México pasando por Pachuca, Córdoba y Orizaba.

Cuando le gustó este artículo informativo y le gustaría recibir detalles sobre camiseta barcelona 2022 por favor visite nuestro sitio web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *