El Fútbol Profesional Y Su Responsabilidad Social Corporativa En Cataluña (2022-2022) Mucho Más Que Unicef

El Fútbol Profesional Y Su Responsabilidad Social Corporativa En Cataluña (2022-2022) Mucho Más Que Unicef

Nuevas equipaciones de fútbol 2019 City Oporto Paris Real Madrid Sevilla Euro 2020 Alemania Austria Bélgica Croacia Dinamarca España Finlandia Francia Gales Holanda Inglaterra Italia Polonia Portugal República Checa Rusia Suecia Suiza Turquía Ucrania Selecciones Albania Alemania Argelia Argentina Australia Austria Bélgica Brasil Checa Chile Colombia Congo Corea del Sur Costa de Marfil Costa Rica Croacia Dinamarca Ecuador EE.UU. Por otra parte, distintas cadenas y canales de televisión como Fox Sports, ESPN, TDN en México o Gol Televisión en España ofrecen ininterrumpidas retransmisiones, horas y horas de programas deportivos, sin olvidar la copiosa información y literatura que generan el deporte y el futbol, fundamentalmente periodística: L’Equipe o Paris Match en Francia, Gazetta dello Sport en Italia, los diarios As y Marca en España, The Sun y Daily Mirror en Inglaterra (que no son diarios deportivos canónicos, sino los que tienen las secciones más amplias), A Bola en Portugal, Ovaciones, Record y Esto en México o el diario Olé y la revista El Gráfico en Argentina. Briggs y Burke (2002) señalaron que las «líneas divisorias entre información y entretenimiento» se fueron difuminando en las décadas de los cincuenta y sesenta del siglo XX, tanto en prensa como radio y televisión.

Ya están a la venta las camisetas del FC Barcelona Intersport - FC Barcelona Al igual que el fascismo, tanto lo mercantil como su manipulación mediática le llegan al futbol «de fuera», y si los imperativos del mercado y la publicidad tienen tanto peso, como señala Aranzadi, se debe a la condición de artefacto cultural del futbol que lo hace susceptible de ser usado con distintas finalidades (Alonso, 1995). Apuntado esto, en este trabajo nos interesa sintetizar lo que ha sido la investigación del futbol y sus nexos con los estudios de comunicación, así como dar elementos para una agenda de investigación. Revertir la primera de estas posiciones requiere de algo más que cambiar las formas de propiedad, como explican los capítulos de Carles Murillo y Oliver Seitz, autores que han ocupado puestos en la gerencia de los clubes que analizan: el FC Barcelona y el Coritiba Foot Ball Club, respectivamente. Uno de los aportes de este libro es el énfasis que los autores ponen en el carácter global del negocio del fútbol y en el análisis de cada uno de los actores que están implicados en este tipo de empresa: desde los dirigentes y gerentes de los clubes, hasta los consumidores a nivel local, pasando por los jugadores, las empresas de telecomunicaciones y de informática, y las marcas deportivas.

La oferta en prensa, radio y televisión es tal que proyecta la imagen de un fenómeno sobrevalorado a la vez que sobreexplotado en exceso por los MCM. El mismo FC Barcelona hizo gala de no manchar su camiseta, sus colores, con ningún tipo de publicidad comercial; durante décadas solo lució el logo discreto de la marca deportiva que manufactura sus prendas, o el igual de discreto logo de la televisión autonómica catalana tv3, y en los últimos años la gratuita de Unicef visible en el pectoral. A este respecto, el dossier «Deporte y medios de comunicación» publicado por la revista Telos en 1994 marcó un hito, destacando el artículo «Deportes y medios de comunicación. Sinergias crecientes» de Miquel De Moragas, quien trata la influencia recíproca entre deporte y medios de comunicación, haciendo hincapié en el uso que la industria de los MCM hace del deporte desde su concepción como espectáculo. Este cruce de opiniones entre Ferlosio y Aranzadi en parte refleja un malestar debido a la excesiva atención que atrae el futbol y su uso por distintas instancias, desde políticos y empresarios con intereses cortoplacistas hasta las empresas de comunicación (estatales o privadas): los mass media o Medios de Comunicación Masivos (MCM).

Las fundaciones que hemos estudiado son referencia en lo deportivo y empresarial en Cataluña, sobre todo gracias a los proyectos articulados entre los años 2006 y 2010, algunos de ellos con la intención de internacionalizar las marcas, los clubes y la ciudad. Las fundaciones son una forma de potenciar la responsabilidad social corporativa (RSC) de las organizaciones. El FC Barcelona, el Málaga CF y el Granada CF son los tres equipos que, en la temporada 2013-14, desarrollaron estrategias de patrocinio solidario en la Liga BBVA. Una afirmación que, meses después, fue refutada por el antropólogo Juan Aranzadi (1990) en «Deporte y fascismo», donde pedía distinguir entre el «carácter fascista de las actitudes personales y grupales de hooligans, tifosi, nueva equipacion barça fanáticos de su equipo y aficionados a ver futbol en general (con la excepción de unos pocos estetas degustadores de la belleza del juego y la inteligencia de los jugadores)» (s. Sin embargo, hoy en día ambas dimensiones pueden estar (con)fundidas al existir estilos o líneas editoriales que no las distinguen; su conformación va más allá del dictum «informar entreteniendo». Sabemos que históricamente se dio un primer proceso donde el deporte en general y el futbol en particular tuvieron en los MCM un estatus relativamente diferenciado entre su condición de materia informativa y de materia de entretenimiento.

Si tiene alguna pregunta relacionada con exactamente dónde y cómo usar camiseta barça , puede hacerse con nosotros en nuestra propia página web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *